martes, 21 de septiembre de 2010

Hugo Kamm de 5to 4ta 65

Recibimos este mensaje de Hugo Kamm de 5to 4ta 65:

Buenos Días
Mi nombre es Hugo Kamm y pertenecí a 5º año 4º división año 1965.
Ayer domingo casi sin pensar se me ocurrió poner el nombre de mi querido Colegio en el buscador. Pienso que eso no fue casual, los acontecimientos de los últimos días me han hecho reflexionar mucho sobre lo que significa la educación pública en nuestro país y un ejemplo imborrable son esos cinco años pasados en el querido nacional 9.

Estoy muy agradecido a esta generosa Argentina, que además de dar la ciudadanía a un hijo de extranjeros, por el solo hecho de nacer en su territorio, le dio igualdad de oportunidades para educarse, sin importar la posición económica.

Por otro lado, precisamente el año próximo se cumplen cincuenta años de mi ingreso al colegio. Yo venía de una escuelita muy humilde (Nº 23 Saturnino y Segurola, la casita colonial frente a la estación Floresta) y puede decirse, bastante discriminada por la sociedad (los grados eran de 6 o 7 alumnos).
Allí tuve la suerte de contar con un gran maestro (el Sr. Sánchez) y una educación prácticamente personalizada, lo que me permitió ingresar al Nacional 9 sin ninguna preparación adicional.
Me acuerdo, de pantalón corto todavía (y sin saco, por supuesto), yendo al colegio antes de que empezaran las clases para alguna averiguación que no recuerdo, y ser atajado por el jefe de celadores con la pregunta:
¿Usted que hace, así desnudo?.
En fin, otros tiempos.
De mi división recuerdo a mi amigo del alma, Vicente Volpe, nacido en Italia y de padre sastre, que vivía en Ciudadela, un monstruo de capacidad con una memoria asombrosa, que una vez egresado estudió (y se recibió) simultáneamente Medicina, Psicología y Bioquímica, que formó parte de la primera promoción de cirujanos Cardiovasculares del Hospital Italiano y finalmente terminó radicándose en Italia, donde de paso hizo la carrera de ingeniería en Biomedicina en la universidad de Bolonia (primera promoción).

También a Oscar González, ya por esas épocas miembro de la Juventud Socialista, que siempre hablaba en los actos del 1º de mayo en Plaza Once y que había formado un grupo cuya reivindicación era la defensa de la democracia contra el fachismo, lo que terminó en una verdadera batalla campal atrás de la Basílica de Flores con los que paraban en la Cervecería Munich. Posteriormente perteneció a la gremial de Periodistas y tuvo la suerte de estar en un Congreso en Suecia para el golpe del 76, salvando su vida. Vivió exiliado en México hasta el 83 u 84, no sé bien y aquí fue por aquellos años jefe de redacción de la revista "El Periodista"y productor del Programa "Cable a Tierra".
Tengo entendido que actualmente ocupa un cargo muy importante en el
Gobierno Nacional.

También Alfredo Cornejo, hoy abogado, a quién me lo encontré en la calesita de la placita de Lautaro y Directorio. El con su hija y yo con la mía. Las nenas eran compañeritas en el Jardín Paula y Gonzalo, que estaba en la calle Bonifacio, y nosotros no lo sabíamos.

Entre los profesores al profesor de Historia Carnevale; Nemirovsky, de Física, y por supuesto al inefable Ángel "Pichi" Mazzei, entre tantos otros.

En fin, cuantos recuerdos.

Un Cordial Saludo

Hugo Kamm

P.D. Buscaré entre mis cajones a ver que puedo enviarles.

Gracias Hugo por tu mensaje