miércoles, 15 de julio de 2009

Salvador "Quique" Moaded - 5to 1ra 74

Salvador "Quique" Moaded de 5to 1ra 74:
Así lo recuerda Fernando Muñoz de 5to 1ra 75:

fue secuestrado de su casa, en Camacuá y Rivadavia, uno de los edificios más altos –en ese tiempo- de Flores, el 8 de mayo de 1976.
En principio le dijeron a sus padres que lo llevaban “para averiguación de antecedentes”. Tres días después, volvieron con la excusa de “tener noticias sobre su hijo”, y no sólo secuestraron a los padres de Quique, sino también le desmantelaron el departamento, con un camión de mudanza. Unos días después, los papás fueron arrojados en el Parque Centenario, vivos y con el terror lógico de haber estado en un campo de concentración. En los meses siguientes, fueron estafados reiteradamente por promesas de comisarios y militares que se ofrecían para “rescatarlo” a cambio de mucho dinero.
Su causa judicial, está integrada a la del Primer Cuerpo del Ejército, cuyo jefe era Jorge Carlos Olivera Rovere.
El legajo CONADEP 571, corresponde al secuestro y desaparición de Quique.
http://www.nuncamas.org/juicios/argentin/capital/1ercpo/resoluc/1ercpo_27abr04.htm

Lo recuerdo como un pibe alegre, muy irónico, de imagen muy dura pero a la vez muy bonachón y generoso.

Fernando Muñoz – 5to. 1ra. 1975


Gracias Fernando por el recuerdo y los datos.

Hacer click Aquí para ir a la página de los Desaparecidos del Urquiza

2 comentarios:

Raúl Agranatti dijo...

Una vez mas, gracias al blog y a sus hacedores, por este recuerdo a Salvador Quique Moaded. Y mi reconocimiento a El y a todos aquellos que vivieron, soñaron y lucharon por una Patria libre, justa y soberana....

gutenberg dijo...

Quique fue un compañero y un amigo. Varias noches compartimos charlas en su departamento de la av. rivadavia.

Tenía un humor muy irónico y desde allí creó el "lider Press", un pretensioso periódico (no autorizado)desde el cual nos contaba con su visión las cosas que pasaba en el colegio.

Un gran tipo. Todo un personaje.

La bronca por lo que pasó, no puede superar el dolor de su pérdida.

Oscar Martínez. 5º 1º 1974