domingo, 22 de mayo de 2011

El "Habana"




El “Habana”
Es un Hotel Alojamiento (así se llamaban en aquellos tiempos) o un “Albergue Transitorio (como se los denomina en la actualidad) o sea un “Telo” (como se los llamó ayer y hoy)

Queda sobre la calle Bacacay, de tal forma que en el trayecto que iba del Urquiza a Tío Fritz o Viceversa, necesariamente se pasaba por ahí.

Más de uno se “hizo la cabeza” con que cuando llegara el momento, ése sería el lugar indicado para atravesar el umbral que separa a la soledad, del placer de hacerlo acompañado.

No se cuenta con pruebas o testimonios de que ello haya sucedido o cuántos pudieron cumplir con esta fantasía. Ya se sabe que en esos tiempos es mucho más lo que se habla que lo que se hace (como ahora, je, je)

Sí consta que cuando el grupo era mayor de tres, era muy probable que en el momento de pasar por la puerta del Habana, el que estaba del lado de la pared era empujado violenta y sorpresivamente hacia el umbral provocando desde luego la carcajada de todos.

También eran habituales las apuestas de si tal parejita que estaba caminando por Bacacay entraba o no al Telo.

A continuación una descripción de aquellas urgencias en palabras de un Ex Urquiza realizada en el año 2006.

“ En esa época el himen se nos presentaba como un verdadero obstáculo epistemológico, por esa razón entendíamos la vida como una carrera de obstáculos. Los Virgenes solo oían -para decirlo poéticamente- el canto del ruiseñor, los iniciados también podían escuchar el canto de la cotorra.” Mike

13 comentarios:

Silvia dijo...

He sido víctima y victimaria de esos empujones.

maria cordova dijo...

Hola!!! Me encanta que hayan creado el blog fue una epoca de diez y la estamos recordando entre todos yo curse en el turno mañana entre el 73 y el 77 un abrazo y nos vemos

David Korb dijo...

Jua! Me refrescaron la memoria, sobre los empujones en la puerta de estos Establecimientos y la bardeada a las parejitas que hacian el amague de entrar o no, o la chica que se rehusaba y dejaba al pibe con las ganas...
En realidad tengo mas presente el que esta sobre Condarco, mano de enfrente a la escuela yendo para Avellaneda, seguramente porque iba hacia alla a tomar el bondi...
Saludos, muy bueno el blog!

David Korb dijo...

Hola Silvia, la verdad que no recuerdo el nombre en absoluto, je!! Esta por Condarco cruzando Bacacay mano de enfrente, creo que tenia un toldito gris en la entrada. Besos

Silvia dijo...

David: es verdad también se veían titubeos si entrar o no entrar, mirábamos de afuera nomás, y bueno se imponía la verdugueada.
Seguimos.

Silvia dijo...

María: sí fue una época de 10 aunque después, en el 76 la cosa cambió, fue otro Urquiza, más oscuro, y quizás temible, pero bueno aquí estamos recordando aquello. Y seguramente nos veremos pronto.

eduardo acero dijo...

Parece que el deporte favorito de los alumnos del Urquiza, en todas las épocas, era fantasear y apostar sobre los hoteles de la zona. Y también parece que Tío Fritz fue el punto de reunión de muchas promociones. Aunque los que tenemos algunos años más íbamos también a otros boliches clásicos de la época como Alabama, Sinatra o Lorena, luego desaparecidos para dejar paso a bancos y comercios varios (qué pena). ¿Alguno llegó a conocerlos?.

Silvia dijo...

Yo creo que Alabama quedaba en Fray Cayetano Rodríguez y Rivadavia. Era una Pizzería?

eduardo acero dijo...

Alabama y Sinatra eran cafés en términoa generales.Lorena era un boliche que quedaba en una galería en la esquina de Rivadavia y Bonorino, más íntimo y con sillones muy cómodos para compartir en pareja.

Marta dijo...

En nuestra época ese lugar que el compañero Acero conoció como Lorena, nosotras lo conocimos como "La Naranja Mecánica"
Alabama ahora es un banco y había otro que se llamaba Anna Capri, donde solíamos tomar licuados.

Besos:)

Silvia dijo...

Sí, no me podía acordar el nombre, era Ana Capri, sobre rivadavia. Estaba bueno.

Silvia dijo...

Y La Perla de Flores? Quedaba en Rivera Indarte entre Rivadavia y Ramón Falcón? Era ahí? había un trago que se llamaba "Pinocha", que de trago no tenía nada pues no tenía alcohol, era lo que nosotras pedíamos. Te acorddás Marta? fue en 1973 o el verano del 74.

Marta dijo...

sí! me acuerdo de la Pinocha y sus platitos con ingredientes!!!